domingo, 22 de julio de 2007

Ajedrez Combinaciones

Por Chobojo Master 22 de Agosto, 2006

Ajedrez juego sin azar.
¡Cuántos comprenderán tus correrías subterráneas!
…escaques sinuosos, con preferencia al color;
indomables caballos en el juego cerrado;
aperturas y celadas, que fulminan al novato.

Devastadora reina en espera a la masacre.
Peones certeros, fajadores al paso rompedores del centra
y finalistas esperando la metamorfosis.
Variantes poliséfalas, en espera de la correcta.

Horizontales vacías
verticales bloqueadas
horizontales bloqueadas
verticales vacías.

Lenguaje ajedrecístico devastador en su aplicación cultural.
Duda e interrogación al iletrado y grandioso para el snob,
que apenas y mueve las piezas.
Ajedrez, juego mental, abstracción única
con solución práctica al momento.

Diagonales vacías
diagonales bloqueadas
diagonales mortales con Fianchetos.

Los jugadores encontrarán en ti el placer de su propia evolución.
Directos al cambio.
¡Oh, la marabunta ajedrecística sin ton ni son!
Jugar quijotescamente siendo irreverentes a las leyes del juego.

Fatalidad constante con contrincantes teóricos preparados.
¿Cómo saber en donde está uno parado?
¿A quién recurrir?
¿En dónde, señores?
¿Dónde están los conocedores?
Los maestros… ¡Esos grandes maestros! .
Tal vez están escondidos tras los rincones de la gran ciudad.

Se iba el 1975 en Puente de Alvarado,
torneo en la Academia de San Carlos.

No sabia de la existencia de libros ajedrecísticos,
no se comercializaban los programas de computación del juego,
todos muy bien definidos.
Simplemente amaba el juego quijotesco.

¿C6mo saber en dónde está uno parado?
¿Cómo no dedicarte tiempo en la poesía?
¡Pero cómo no, Sr. Ajedrez!
Tú tan olvidado por muchos, y recordado por pocos.

Juan Cervera en la entrevista
Juan José Arreola como jugador, en la lucha, en la promoción.
Jorge Luis Borges en su poesía.
A selectos hombres has atrapado.
¡Pero cómo no!, si albergas en tu juego a inteligencias grandes,
a privilegiados únicos, verdaderos monstruos de la acción pensante,
del cambio de las ideas.

Ajedrez, cómo no descubrirte y amar el cuerpo de tus piezas,
sublimes curvaturas elegantes.
Como no embelesarnos con las partidas jugadas a través de tu
historia.

Verdaderas obras de arte de la creación de la inteligencia.
Imágenes de las partidas como la Inmortal o la Siempre Viva.
Notaciones descriptivas o algebraicas.
Ajedrez único, evolucionado en 1000 años;
qué mejor parámetro nos has dado
para comprender al ser humano en su constante evolución.
Ajedrez, juego de intelectos llevados a su máxima expresión.

Ajedrez, innovador en el tiempo,
¡cómo ensanchas las posibilidades en los hombres!
¡cómo has encontrado los estilos en el jugador de hielo o de fuego!
Siempre en ti encontraremos: eso.
Ajedrez magnético a la inteligencia,
tus respuestas son incondicionales a las ideas.
Ideas del hombre, perpetuas, mientras tus escaques y piezas
subsistan sobre la faz de la tierra.

Mover cada pieza con tantas variantes al momento, es cincelar el alma.
el peón aislado

No hay comentarios: