jueves, 14 de junio de 2007

VIAJE AL MUNDO DEL AJEDREZ

Por Felipe de Jesús Lezama Félix

Dos ejercitos cobran vida,
con sus olores a madera,
peón y caballo en espera,
del buen inicio: La partida.

Y en un campo de batalla,
frente y lucha no sin antes,
guerreros miran desafiantes,
escaques, torres por murallas.

Y cada cual está confiado,
como avanza el valiente,
la victoria es inminente,
no triunfo, sin haber luchado.

Esta guerras es de ideas,
esta lucha es de táctica,
todo combate es práctica,
jugada no hay, sin que la veas.

Al rey se la ataca con jaques,
y es del jugador la idea,
de imaginación permea,
su pensamiento con escaques.

Es vehemente la atención,
visión, juicio y raciocinio,
teniendo del juego dominio,
aplicándose con emoción.

Dos pensamientos que razonan,
jugando el juego ciencia,
disciplina y eficiencia,
de satisfacción se coronan.

Al mundo de la imaginación,
se internan cuál paisajes,
del pensamiento sus viajes,
absortos en la contemplación.

En competición y agonía,
en sus caballos de ajedrez,
dos mentes viajando a la vez,
en concentración y fantasía.

Un reino de reyes y damas,
de las torres como baluartes,
alfil y peón por estandarte,
del fiel caballo que tu amas.

Cuando el fracaso asoma,
por el descuido negligente,
en la medriocridad presente,
sin seriedad el juego toma.

Tu mente de ocio es llena,
por esta razón la pereza,
alejar debes con certeza,
AJEDREZ! La opción es buena.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El que escribió este poema ha experimentado la emociones que produce el juego, la atención, la concentración, la visión, juicio, raciocinio, la imaginación, fantasía, la actitud que se debe tener en el juego. Buen poema