miércoles, 13 de junio de 2007

COMBATE

Por M.A. y D.L.T.

El gran tablero de roble y de torneados nogales,
como campo de batalla, de torneos y debates,
yacía en la regia estancia. Dispuestos a los combates,
y en filas disciplinadas, formaban tropas leales.

Sendos reyes coronados blandían sus cetros reales,
y las dos reinas rivales, urdían jaques y mates.
Caballos, torres y alfiles, ansiaban fieros desates,
y los valientes peones lucían armas marciales.

La noble justa empezaba rompiendo el fuego al monarca,
y planteando el famosísimo gambito de su Maestro.
Ruy López emocionado, maniobraba con su harca,
haciendo audaces defensas, cubriendo botes de lanza,
mas el águila bifronte daba la gloria al rey diestro,
sobre un campo de batalla todo honor y bienandanza.

No hay comentarios: