sábado, 2 de junio de 2007

AJEDREZ

Por Angel Alberto Aquino

Desparramé un error
remate articulado para aprender a negar
Dos fantasmas puestos en duda,
uegan un ajedrez desprestigiado
frágiles de tanto descubrimiento
sorprende lo poco que saben.

La partida se prolongará sólo,
hasta el juicio final.
La luna loteada
único testigo.

Aturde un inmundo silencio seco
“Mejor habría sido morir”, dicen.
Reconocen padecer eternidad, por creer
sin aliento, sin latido, sin sed.
Atormenta lo que no pasa.

El ajedrez avanza,
extraño reloj de arena
comen un peón
continúa jugando el fantasma del peón
Negras y blancas no comulgan
siquiera en el deseo de ganar

Aferrados a la próxima jugada.
¿Qué sucederá cuando se descubra todo?
¿Qué clase de promesa es la vida,
sin carencia ni ansiedad?
¿Quien el amo de la mentira?

No hay comentarios: