jueves, 13 de septiembre de 2007

Estilo

Por Chobojo Master

Embistió la tarde, el sol se pierde
pero mi alma necesita ser curada.
Nuevamente estoy solo; eso qué diablos importa.
Salgo con mi ajedrez en la mano.

Me dirijo al viejo parque de entretenimiento.
Todos están ahí.
Las personas cambian,
pero es la misma rueda de la fortuna del tiempo.

Una mesa de concreto con los escaques insertados, colados,
esta a mi vista.
Coloco pieza por pieza en su justo lugar, miro a las nubes,
el sol se esfumó.

¡Estoy concentrado!
divagando con el cielo,
cuando escucho una voz ronca, temblorosa, que me dice: ¿jugamos?
Al ver al viejo, siento y comprendo mi soledad y la suya.

Estoy en un torbellino.
Omnipotente creador universal: ¡Rompe!
Desvanece, sacude mi locura…
¡Necesito un cambio!

Regreso con el viejo, lo contemplo, estamos frente a frente,
sus arrugas por el tiempo son cicatrices reales, vivas en mí,
lo siento.

Pero él se ríe, suelta una suave risa burlona.
Mueve la pieza ………..………………..e4
No sé si pensar o jugar; mis dos manos detienen mi cabeza;
solamente contemplo los escaques.

Muevo ……………………………………………….g6
Cómo es posible que el viejo viva este preciso momento
compitiendo conmigo,
si lo que necesito es calmar mi alma, mi angustia.

Hace días me dijo un amigo de partidas,
que el ajedrez ha retrasado mi locura.
El viejo mueve ………………….1 d4
muevo ………………………… 2 Ag7

1 Cf3,d6
2 Ad3,Cf6
3 h3,0-0
4 0-0,Cc6
5 c3,e6
6 Ag5,h6
7 Ah4,g5
8 Ag3,Ce7
9 De2,Cg6
10 e5,Ch5
11 Axg6,fxg6
12 De4,Rh7
13 Cbd2,d5
14 Dc2,b6
15 Ch2,Aa6
16 Tdl,Cxg3
17 fxg3,h5
18 Cdf3,De7
19 Dd2,Ah6
20 g4,c5
21 Tacl,Tf7
22 24.h4,Tf8
23 Cxg5+,Axg5
24 hxg5,h4
25 Cf3,Txf3
26 gxf3,Txf3
27 Tf1,Tg3+
28 Rh2,Axf1
29 Txfl,Txg4
30 Tf6,c5xd4
31 cxd4,a5
32 Df2,Rg7
33 Dc2,Txg5
34 Dc6,Db4
35 Dc3,De7
36 Dc8,Tf5
37 Dxe6,Dxe6
38 Txe6

En esta posición sé perfectamente lo que puedo hacer,
pero no significa nada en función del Universo.
Omnipotente, perdón por mi estupidez humana.
Soy un ridículo.

El sol está nuevamente perdiéndose, el parque ha sido remodelado,
las personas siguen igual.
Mis manos, mis bellas manos, mueven las piezas pero están arrugadas,
contienen ya cicatrices, son otras y las mismas a la vez.

Mi voz es ronca y temblorosa.
Frente a mí está un joven
deteniendo con sus dos manos su barbilla,
observando el tablero,
desquebrajándose la cabeza;
después de todo eso, le doy Jaque Mate

¡Qué felicidad!

Pero, por hoy se me olvido el pasado,
aunque hoy está en mí el presente.
Sin embargo mi hora llega.

Regreso a mi casa, ahí sin heces humanas,
sé que nuevamente se iniciará otra partida
en algún recóndito lugar, con un infante deseoso,
en espera de descubrir lo ya descubierto… y algo más,
tal vez lo fundamental.

Pero en el juego de todos, lo básico son los Estilos
Y el estilo se nota en cada partida
jugada por el ajedrecista que todos llevamos.

La peonada es el alma del futuro.
el peón aislado

No hay comentarios: